ASESORIA LABORAL, FISCAL Y CONTABLE.- c/ CONDE DE ARANDA, 45.- ZARAGOZA.- TLF 876169812 laboral@asesor-laboral.es

El empleado no puede reclamar las pagas extra que recibió mes a mes, aunque su prorrateo estuviera prohibido

Siguemos y danos un "me gusta"
Pin Share
A calculator on financial chart, business concept

El Tribunal Supremo ha resuelto que, aunque el empresario prorrateó mensualmente las pagas extraordinarias, incumpliendo así una prohibición convencional, no se le puede sancionar obligándole a abonar de nuevo esas cantidades al trabajador (consulte el texto de la sentencia aquí).

El motivo que sustenta este fallo del Supremo, y que rectifica su doctrina, es que ese concepto ya fue percibido por el empleado mediante una fórmula que él mismo aceptó. De tal manera que, si el empleador volviera a pagarle esas cantidades, ya incluidas en sus nóminas mensuales, provocaría un enriquecimiento injusto en favor del trabajador.

Efectivamente, en este caso, el convenio aplicable prohíbe el prorrateo de las gratificaciones extraordinarias con dos únicas excepciones: contratos menores de seis meses y cuando exista acuerdo con los representantes de los trabajadores.

Giro doctrinal

De acuerdo con el criterio seguido hasta ahora, aunque el convenio no especifique las consecuencias de tal incumplimiento, la empresa debía abonar esas pagas extraordinarias porque se entendía que lo prorrateado en las nóminas mensuales no correspondía a esas gratificaciones pese a que así lo asegurase el empleador.

Con esta sentencia, el Supremo modifica su doctrina al determinar que no se puede sancionar al empresario cuando, pese a no seguir con la fórmula de abono de las pagas extras prevista en el convenio, sí cumple con su obligación de pago mediante otro método aceptado por el trabajador.

Es más, según se indica en la sentencia, el empleado no se opuso nunca a cobrar las pagas extraordinarias repartidas mensualmente mientras estuvo en la empresa. Sólo manifestó su desacuerdo con el método de pago cuando su relación laboral acabó, haciendo alusión a la prohibición del convenio y reclamando de nuevo el abono de las pagas.

En definitiva, dado que el convenio no prevé sanción en caso de incumplimiento de la prohibición de prorratear las pagas extraordinarias y que sancionar a la empresa obligándola a abonarlas de nuevo provocaría una situación de enriquecimiento injusto para quien ya aceptó esa fórmula de pago, el alto tribunal ha decidido que no vuelvan a pagarse.

(fuente cinco dias)

Siguemos y danos un "me gusta"
Pin Share

Deja un comentario

Follow by Email
Twitter
Visit Us
Follow Me
LinkedIn
Share