El Gobierno no subirá los impuestos que le pide la OCDE

–  El organismo propone alzas en el IVA y el IBI y la supresión total de la deducción por vivienda lo que, a juicio del Ejecutivo, frenaría la recuperación.
El Gobierno no cambiará su reforma fiscal: adoptar las medidas que pide la OCDE frenaría el proceso de recuperación iniciado en España, aseguran fuentes del Ministerio de Hacienda. Esta postura ya quedó ayer de alguna manera evidenciada cuando le preguntaron al ministro de Economía, Luis de Guindos, si el Gobierno pensaba incluir alguna de las sugerencias del organismo internacional, como el alza del IVA, en la reforma tributaria. El ministro respondió que el Gobierno ya ha aprobado «muchas medidas».
Se refirió a la reforma del IRPF, que reducirá las retenciones de muchos trabajadores («especialmente a los sueldos medios y bajos», apuntó) a partir del 1 de enero de 2015; y a la tarifa plana de 100 euros para la contratación indefinida. Según De Guindos, la combinación de ambas medidas permite reducir la cuña fiscal (la diferencia entre lo que le cuesta a una empresa tener a un trabajador y lo que este se lleva a casa) en un 30% para el salario medio, que cifró en 25.000 euros anuales.
Y es que la OCDE -organización que agrupa a los países más industrializados del mundo-, que elevó sus previsiones de crecimiento para España al 1,2% y 1,6% este año y en 2015, considera que uno de los terrenos donde hay más margen para impulsar la actividad económica es el campo fiscal, según el último informe sobre la situación de la economía española. Aunque valora que la reforma tributaria aprobada en junio por el Gobierno (ahora en trámite parlamentario) «va en la dirección adecuada», entiende que «se podría hacer más para dar prioridad al empleo y mantener una distribución justa» de la carga de los impuestos. La OCDE cree que la reforma fiscal se queda corta y pide que se suban varios impuestos.
En concreto, solicita que se suba el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) ampliando la base impositiva del tipo general y eliminando los tipos reducidos, salvo para bienes de primera necesidad como los alimentos, con el objetivo de que no golpee a las rentas más bajas. Para mitigar el daño de esta medida en un sector clave como el turismo, la OCDE propone que se reduzcan las cotizaciones a la Seguridad Social para los trabajadores con menor cualificación de forma permanente, «lo que impulsaría la creación de empleo».
Otras medidas fiscales que estimularían el crecimiento, según Gurría, serían aumentar los impuestos verdes y sobre bienes inmuebles (IBI), así como «ampliar la base impositiva del Impuesto sobre Sociedades y del Impuesto sobre la Renta». Además, la OCDE pide que se revise la fiscalidad de las SICAV y que se suprima la deducción por compra de vivienda habitual «para quienes adquirieron sus viviendas antes de enero de 2013». Esta medida supondrá un coste de 1.800 millones en 2014 y solo «beneficia a un grupo de hogares», explica.

El reto del paro

Para el secretario general de la OCDE, el mayor reto de España es que «los casi seis millones de desempleados vuelvan al trabajo». En esta tarea, Gurría insistió en que hay que «potenciar» las políticas activas de empleo. España está poniendo en marcha medidas para mejorar la competencia de los servicios públicos de empleo (el viernes pasado aprobó reformas en esta dirección), después de años desatendidos, explicó el secretario general de la OCDE.
Aportó un dato: España gasta el 0,9% del PIB en estas políticas, cuando los países de la OCDE invierten 1,5 veces más. Como en otras ocasiones, la organización presidida por Gurría señaló que el crecimiento de España debe sostenerse en un modelo económico basado en el conocimiento. Solicitó una mayor apuesta por la innovación del sector privado. Para mejorar el clima empresarial, el secretario general de la OCDE pidió que se profundice en las segundas oportunidades a empresas en problemas, como está haciendo el Gobierno, y ligó la subida de los salarios a la mejora.

(Noticia extraída de ABC)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *