Empleo congela la base máxima de cotización en 3.751,2 euros para frenar las pensiones futuras

La mínima sube un 4%, igual que el SMI, hasta los 858 euros mensuales

El aumento en el número de jubilados con prestaciones más altas desequilibra al sistema

 

La subida de un 4% del salario mínimo interprofesional (SMI), pactada entre el Gobierno y los agentes sociales, tendrá como consecuencia que las bases mínimas de cotización también se incrementarán en idéntica cuantía, según recoge el proyecto de orden por la que se desarrollan las normas legales de cotización a la Seguridad Social dado a conocer este martes.

Por el contrario, la base máxima de cotización se mantendrá a lo largo del próximo ejercicio en los 3.751,2 euros mensuales, en un intento por sujetar el aumento de las futuras pensiones. No obstante, se trata del primer año que se congelan estas bases máximas después de las fuertes subidas experimentadas en los últimos años, coincidiendo con el peor momento de la crisis. En 2013 y 2014, las bases máximas se habían incrementado un 5% cada año hasta situarse en 3.597 euros. Después, en 2015, el Ejecutivo decretó un alza mucho más moderada del 0,25% mientras que en 2016 aprobó un incremento de otro 1%, llegando así a los 3.642 euros.

(FUENTE: CINCO DIAS)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *